Contador de visitas

Followers

El proceso de superación

Publicado por Nercy sábado, 7 de noviembre de 2009


Todos los Maestros que han estudiado cómo determinadas personas se diferencian del resto de una manera que habilita poder decir que han alcanzado un estado superior (no en posesiones materiales, sino en su excelencia como persona) han coincidido en una serie de características que son propias de dichas personas.
A esas personas se las ha denominado de diversas maneras: persona desarrollada, persona realizada, persona madura, persona sabia, persona superada, etc. Yo he decidido usar el término "persona evolucionada" dado que el concepto de evolución representa al mismo tiempo un proceso de cambio y de diferenciación. Dado que estas personas son diferentes de la mayoría, me parece adecuado decir que han evolucionado.
Este proceso de evolución puede ser natural, sin esfuerzo por parte de la persona y producto solamente de sus experiencias de vida. Sin embargo, no es éste el caso más frecuente. Lo usual es que la persona evolucionada haya llegado a serlo por un esfuerzo consciente y luego de mucho trabajo.
La razón de emprender un difícil proceso de cambio solamente se justifica por la necesidad de salir de un estado de sufrimiento para llegar a un estado de paz. La persona que ya está en paz, que es feliz como está, no va a emprender el camino de la superación personal porque no lo necesita.
La característica principal de la persona evolucionada es el estado de paz interior; es una persona que está en paz consigo misma y con el mundo. Esta cualidad es apoyada por muchas otras que son las que permiten llegar a ese estado, pero hay algunas condiciones que deben darse para que se inicie el proceso de superación personal.
Como ya dije, la persona debe estar pasando por un estado de sufrimiento psíquico. Este tipo de sufrimiento se identifica hoy en día con la enfermedad mental más difundida, que es la depresión. La depresión es una afección que, salvo en sus formas más agudas, no impide llevar una vida que se puede llamar "normal", por lo que en una época no era considerada como una enfermedad.
En una graduación de lo más leve a lo más grave, podemos decir que la gama del sufrimiento psíquico va desde la simple "infelicidad" hasta la depresión aguda que impide el funcionamiento normal de la persona. Existen depresiones que son producto de un disfuncionamiento del organismo y que pueden ser curadas con una medicación adecuada. Aquellas depresiones que no tienen una causa orgánica deben ser enfrentadas por medio de la psicoterapia o de la superación personal, según sea su gravedad.
Para iniciar el proceso de superación personal, debes reconocer tu estado actual de infelicidad, depresión o como lo quieras llamar. Si no reconoces que hay algo para solucionar, no vas a hacer nada para solucionarlo. Existen muchas personas que caen en lo que llama "negación", que consiste en argüir que no les ocurre nada. Aquellas que reconocen que algo les ocurre, pueden decir que no tiene importancia porque es solamente transitorio.
Una vez que has reconocido y aceptado tu estado de sufrimiento, y que el mismo no va a cesar por sí solo y va a continuar a menos que algo ocurra, se debe dar el segundo paso. Debes convencerte de que está en tus manos salir del estado de infelicidad. Existen personas que echan la culpa de sus desgracias a factores externos y niegan tener la posibilidad de hacer algo para evitarlas.
La capacidad de salir del sufrimiento proviene de la posibilidad cierta que tienes de cambiar, no los hechos de la realidad, sino la actitud con que te enfrentas a los mismos. Teniendo una apreciación correcta de la realidad, que te indique cuáles son los hechos que puedes cambiar y cuáles no, puedes aprender a dejar de sufrir por aquellas cosas que estás imposibilitado de cambiar y, de esa manera, estar en mejores condiciones para cambiar lo que está a tu alcance.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Reloj

Calendario